El trastorno bipolar es una enfermedad mental crónica que afecta aproximadamente al 1’5% de la población general.  Se caracteriza por intercalar fases de depresión (tristeza intensa) con periodos de manía (euforia y felicidad extrema).

Trastorno Bipolar I:

  Se ha sufrido, al menos, un episodio depresivo y un episodio maníaco o mixto. Afecta igual a hombres y mujeres, y aunque en cada persona es diferente, el primer episodio tiende a aparecer temprano, en la adolescencia, y típicamente es depresivo en mujeres y maníaco en hombres. Entre el 0’6 y el 1% de la población sufre este tipo de trastorno bipolar.

Trastorno Bipolar II:

  Se ha sufrido al menos un episodio depresivo y uno hipomaníaco. Afecta más a las mujeres. Un o’5% de la población general sufre este tipo de trastorno. Un 10% de las personas que sufren un trastorno bipolar II acaba desarrollando en cinco años un trastorno bipolar I.

Trastorno Ciclotímico

  Alteraciones del estado de ánimo, al menos durante dos años. Estas alteraciones incluirían sintomas maníacos y depresivos pero no lo suficientemente severos ni con la suficiente duración como para poder hablar de episodios depresivos, maníacos o hipomaníacos. Entre el o’4 y el 1% de la población general sufre de trastorno bipolar ciclotímico. El problema aparece durante la adolescencia y afecta igual a hombres que a mujeres. Entre el 15 y el 50% acaban desarrollando un trastorno bipolar tipo I o tipo II.