Trastorno Orgásmico Femenino

   Es la disfunción más frecuente en las mujeres. Para cada mujer es distinto el tipo e intensidad de estimulación que le lleva al orgasmo, por eso el diagnóstico para el trastorno orgásmico está fundamentado en el juicio clínico de que la capacidad orgásmica de la mujer es menor de lo que se podría esperar para su edad, experiencia sexual o tipo de estimulación sexual que recibe.

   La mayor parte de las disfunciones orgásmicas se deben a problemas psicológicos. Entre ellos podemos citar la mala educación sexual, normas morales rígidas, experiencias sexuales traumáticas, la falta de conocimiento de su propio cuerpo, o la inexistencia de comunicación o intimidad adecuada con su pareja. En muchas ocasiones, la causa está en una inadecuada y con frecuencia insuficiente estimulación por parte de la pareja.

   Por más difundido que esté que el orgasmo se obtiene fácilmente, esa no es la verdad. Los factores psicológicos, culturales y también sentimentales, en relación consigo mismo o con el otro, pueden influir en el gozo sexual. Cualquier dificultad que aparezca debe ser observada y se debe buscar la ayuda apropiada.

Trastorno Orgásmico Masculino

Eyaculación Precoz